• En 2020 gracias a la colocación de biobardas evitaron que más de 120 toneladas de basura terminen en el océano.

El océano impulsa los sistemas mundiales que hacen de la Tierra un lugar habitable para el ser humano. Nuestra lluvia, el agua potable, el tiempo, el clima, los litorales, gran parte de nuestra comida e incluso el oxígeno del aire que respiramos los proporciona y regula el mar. Una gestión cuidadosa de este recurso mundial esencial es una característica clave de un futuro sostenible.

Uno de los principales compromisos de Pesca Azteca es cuidar y proteger el medio ambiente, en particular el océano, por la naturaleza de sus actividades. Por ello, presenta los resultados de uno de sus proyectos ambientales más importantes.

Hace casi 2 años Pesca Azteca realizó la donación de 2 biobardas elaboradas de forma artesanal con redes de su labor de pesca buscando impedir que la basura llegue al mar y dañe a las especies que lo habitan. Estas biobardas fueron colocadas en puntos estratégicos de salidas al mar que han tenido como resultado la contención de más de 120 toneladas de basura durante el 2020. Con apoyo y liderazgo de la ambientalista Sofía Trejo y habitantes del lugar, estas biobardas son limpiadas enviando los residuos extraídos a las instancias correspondientes para su correcto manejo.

Con esta iniciativa, Pesca Azteca busca cumplir con su compromiso de proteger de manera sostenible los ecosistemas marinos y costeros de la contaminación terrestre, alineado al Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 14 del Pacto Global de la ONU.