Es bien sabido que la industria pesquera implica una labor en donde los hombres toman un rol predominante. Ellos salen a pescar y gracias a su labor las familias mexicanas pueden tener un plato de atún en sus mesas. Pero ¿qué pasa con las mujeres en esta industria?

Retar y proponer nuevas ideas y formas de trabajar es lo que caracteriza a las mujeres de Pesca Azteca. En el marco del día internacional de la mujer, presentamos a nuestras 3 embajadoras platicando cómo desafían día a día la forma de trabajar para proponer mejoras continuas:

“Los estereotipos nacen de la percepción que tienen las personas y eso hay que romperlo a través del ejemplo, la acción y los resultados” comenta Maricruz Ramirez, con 5 años en Pesca Azteca teniendo un crecimiento acelerado. Actualmente se desempeña como Business Process Analyst en donde constantemente sale de su área de confort al coordinar proyectos que implican avances tecnológicos y de automatización para la empresa. Esto la hace estar en constante investigación, revisión de procesos y eliminación de desperdicios de estos a fin de llevar a la empresa a un esquema lean. En 2020 logró mejorar 22 procesos desafiando constantemente la forma tradicional de hacer las cosas. “Debemos salir de nuestra zona de confort para darnos cuenta de hasta dónde somos capaces de llegar” concluyó.

Por su parte, Flavia Dennis, Jefa de Salud Ocupacional, ha tomado un rol fundamental en la empresa de cara a la pandemia que estamos viviendo al proponer y liderar proyectos en pro de la salud y bienestar de los colaboradores con el reto de que las tripulaciones salen 2 meses a altamar, siempre con el compromiso de brindar apoyo personalizado no solo a los colaboradores sino también a sus familias. “Siempre busco formas de lograr el bienestar físico de la gente aportando ideas en materia de salud”, comenta.

Carolina Velazquez, Jefa de Aseguramiento de Calidad ha desafiado estereotipos encargándose de los procesos de calidad e inocuidad dentro de la compañía asegurándose de que nuestro producto cumpla con los más altos estándares para su exportación a mercado asiático y europeo. Su gran profesionalismo, expertise y liderazgo ha llevado a la compañía a obtener la certificación ISO22000, que es la máxima certificación en procesos de inocuidad alimentaria. Su siguiente paso es obtener la certificación en los procesos a bordo que ya se encuentran estandarizados, menciona.

Estas mujeres y todas las que componen el 45% de la platilla administrativa de Pesca Azteca son piedra angular para la operación de esta. Este día celebramos sus logros, valentía y empoderamiento para hacer la diferencia en la manera de hacer las cosas.