• El 21 de noviembre fue proclamado como el Día Mundial de la Pesca

La pesca mexicana es una actividad tan  inmensa como el mar y es uno de los principales sectores económicos nacionales ya que en los últimos años ha mantenido un avance y crecimiento del 19% en su Producto Interno Bruto (PIB), según datos del INEGI.

En el marco del Día Mundial de la Pesca que se conmemora cada 21 de noviembre desde el año 1998, cabe resaltar que nuestro país se posiciona en el lugar 17 en producción pesquera a nivel global y más de 162 mil hombres y mujeres se dedican a esta práctica, quienes contribuyen con la seguridad alimentaria en tres formas: incrementan directamente el suministro de alimentos, proporcionan proteínas animales muy nutritivas y generan ingresos económicos.

El país cuenta con más de 11 mil kilómetros de litorales donde se capturan alrededor de 2 millones de toneladas de peces, entre los que destacan la sardina, camarón, mojarra y el atún. Esta actividad representa una de las fuentes alimentarias más importantes a nivel mundial.  En México el consumo de pescado per cápita es de 12.67 kilos al año.

Las principales compañías en nuestro país dedicadas a esta práctica, son reguladas por organismos tanto nacionales como internacionales que verifican la alineación de redes, capacitación de sus tripulantes y personal en tierra, tecnología de punta que permita monitorear las actividades a bordo y hacen uso de helicópteros para vigilar las gestiones de la flota, al mismo tiempo que cuidan de no capturar especies protegidas.

En este escenario, Pesca Azteca -empresa líder en el ramo atunero en México-, indica que su mantra se basa en la práctica de no pescar más sino mejor. Bajo este contexto, la empresa mazatleca posee la flota atunera más grande de América Latina, compuesta por 23 embarcaciones que se embarcan en la pesca de atún aleta amarilla, una de las especies más consumidas en el país, para después ser procesada y llevada a las mesas de los mexicanos en más de 100 presentaciones diferentes a través de líneas como Atún Dolores®, bajo la cual se producen más de 2 millones de latas al día.

Lo anterior, ha permitido que la industria atunera nacional sea considerada como una de las más innovadoras a nivel mundial. De acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (CONAPESCA), en la ciudad de Mazatlán, Sinaloa, se pesca o se procesa más del 70% de este tipo de túnido a nivel nacional, donde se prepara y envasa ya sea para el consumo interno o para su exportación y posicionan al atún como la proteína marina por excelencia así como una de las favoritas y con mayor accesibilidad para la población.

Cabe destacar que la operación pesquera de la flota mexicana de túnidos ha sido reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) como una actividad productiva altamente responsable, sustentable y que protegen el medio ambiente, materia en la que las compañías marítimas mexicanas son un ejemplo internacional.

En el caso de Pesca Azteca, cuenta con la certificación más prestigiosa en sustentabilidad para pesquerías de captura salvaje, otorgada por el Marine Stewardship Council (MSC), lo cual los hace parte de un reducido grupo de pesquerías que han logrado cumplir con este estándar y que representan 12% a nivel mundial y solo 4% en el mundo con acreditación en pesca de atún.