El día de hoy, se celebra el día mundial de las playas, que surgió en 1986, cuando el Centro de Conservación Marina de los Estados Unidos alertó acerca de la necesidad de concientizar a la población mundial para evitar una catástrofe ecológica marina, debido a la contaminación de las playas.

Pesca Azteca, en su compromiso con el medio ambiente y bajo su estandarte de “Bandera Azul por unas playas más limpias” lleva a cabo distintas actividades para el cuidado y conservación de las playas de Mazatlán.

En lo que va del año, Pesca Azteca ha donado más de 50 contenedores de basura que han sido colocados en puntos estratégicos de la ciudad como playas, a lo largo del malecón y el Faro. Con el objetivo de invitar a las personas a depositar la basura en lugar.

Además, la empresa realizó la donación de contenedores de colillas que también han sido colocados en las playas y así, la gente pueda depositarlas ahí en lugar de la arena. Las colillas de cigarro en los océanos son de los residuos más contaminantes, y aunque son degradables y reciclables, no hay un manejo integral para ellas. Una sola colilla de cigarro tirada el mar contamina hasta 15 litros de agua y tarda 10 años en degradarse.

Sumando a esta iniciativa, se reemplazó la biobarda que se encontraba debajo del puente Juárez. La biobarda tiene una longitud de 22 metros, sirve para para detener los plásticos y basura e impedir que lleguen al mar y dañe a las especies que lo habitan.

Las playas son parte importante de la vida, además de ser un excelente espacio recreativo al aire libre para las familias y las personas en general, cumplen un rol muy importante en el ecosistema, ya que proveen un hábitat con condiciones singulares para muchos animales y plantas. Participar en la limpieza de las playas recogiendo la basura y otros residuos que pueden terminar contaminando el agua es una manera simple de marcar una diferencia.