A partir del primer minuto del 19 de enero, inicia la temporada de captura de túnidos en aguas marinas de jurisdicción federal de los Estados Unidos Mexicanos y aguas internacionales en el área de regulación de la CIAT en el Océano Pacífico Oriental.

El levantamiento de la veda permite el inicio de operaciones de pesca, de conformidad con las estrictas medidas de ordenación que nuestro país aplica para el aprovechamiento de los atunes, así como para la protección de las especies y el ecosistema.

Con el objetivo de propiciar la conservación del atún y mantener la continuidad de la actividad pesquera, Pesca Azteca cumple con el periodo de veda establecido, que se llevó a cabo del 8 de noviembre del 2020 al 19 de enero del 2021.

Durante esta temporada les dan mantenimiento a sus 23 embarcaciones y capacitan a su tripulación.

Para Pesca Azteca la capacitación es de vital importancia porque contribuye al desarrollo de los colaboradores tanto personal como profesional, abordando temas de gran relevancia como primeros auxilios, 5s, certificación de inocuidad y manejo higiénico de alimentos, HACCP, seguridad, regulación marítima, Cat Sat y sobre las Áreas Naturales Protegidas, entre otros.

La pesca de túnidos tiene particular importancia por su destacada participación en la producción de alimentos para el consumo interno, lo que contribuye a la suficiencia alimentaria y a la salud mediante el abasto continuo de proteína de alta calidad a precio accesible para los mexicanos, además de la generación de empleos y divisas.