La población mundial crece y el estilo de vida que llevamos no invita a un consumo racional del agua, más bien todo lo contrario. Si la población sigue aumentando al ritmo actual, 7.000 millones de personas sufrirán escasez de agua para el año 2050 de acuerdo al último reporte de Naciones Unidas.

Con un panorama así, ¿somos conscientes realmente de todo el trabajo que hay detrás de ese grifo que abrimos en nuestra casa, para servirnos de agua potable?, ¿hacemos un uso adecuado de esa agua? Gran parte de las personas diríamos que no, un uso excesivo o inadecuado suelen ser los errores más comunes. ¿Por qué no poner en práctica iniciativas como la de reutilizar las aguas procedentes de nuestros hogares?

En este sentido Pesca Azteca se suma a la Campaña Sembrando Acciones del Centro de Acopio Temporal, Educativo y Ambiental (CAT) con la donación de tambos. Esta campaña tiene como objetivo reducir el desperdicio de agua e incentivar la separación de basura en casa. Esta primera etapa del proyecto se llevará a cabo en la zona de Pradera Dorada, en Mazatlán, Sinaloa.

Esta iniciativa se basa en reutilizar las aguas grises provenientes del lavado de ropa mediante un depósito diseñado para que esta agua vuelva a hacer utilizada en tareas de limpieza doméstica.

Este mecanismo será entregado a aquellas personas que donen materiales para reciclar, como papel, latas de aluminio y de metal, entre otros, y pretende generar un ahorro estimado en cada hogar de 40,000 litros de agua anuales.

En Pesca Azteca operan con el compromiso de cuidar y proteger el medio ambiente, llevan a cabo medidas para la conservación y el uso racional y eficiente de los recursos naturales como el agua y la energía eléctrica, a través de programas para el buen aprovechamiento, mismos que permean a la comunidad.